Ante Sortu y ETA, frente al régimen