Primeras impresiones de las elecciones europeas: celebramos el avance del voto en blanco