Proceso de paz (II) a la vista: prosigue el teatrillo